Ambiente seguro

Para que estos casos, en todas sus formas, no ocurran más, se necesita una continua y profunda conversión de los corazones, acompañada de acciones concretas y eficaces que involucren a todos en la Iglesia, de modo que la santidad personal y el compromiso moral contribuyan a promover la plena credibilidad del anuncio evangélico y la eficacia de la misión de la Iglesia. Por tanto, es bueno que se adopten a nivel universal procedimientos dirigidos a prevenir y combatir estos crímenes que traicionan la confianza de los fieles.

 

Motu Proprio “Vox estis lux mundi”, 9 mayo 2019.

Código de conducta para la protección

de menores y adultos vulnerables

Los “Salesianos de Don Bosco” realizan su misión educativo-pastoral en favor de los jóvenes desde un conjunto de obras educativas animadas por comunidades salesianas con una diversidad de ambientes y servicios (escuelas, centros juveniles, parroquias, plataformas sociales, deportes, actividades culturales y recreativas, etc.).

 

Nuestra misión está destinada, mayoritariamente, a menores de edad y también a adultos vulnerables. Consideramos menores de edad a las personas menores de 18 años; y adultos vulnerables, a las personas de al menos 18 años de edad que, por razones de discapacidad, enfermedad o por el contexto en el que se encuentran, son o pueden ser incapaces de protegerse a sí mismas de potenciales daños o situaciones de explotación.

 

El estilo educativo salesiano se fundamenta en el Sistema Preventivo de Don Bosco. Este sistema está basado en el amor como fuerza liberadora, la razón desde la racionalidad en las propuestas educativas y la religión sustentada en la fe en Dios como fuente de sentido.Todo el personal de las Casas de la Inspectoría está llamado a desarrollar este sistema para la promoción integral de la infancia y la juventud que se les confía.

 

Desde este espíritu preventivo, se ofrece el presente Código de Conducta para la protección ante prácticas abusivas, con la intención de que, en las presencias educativo-pastorales de las Inspectorías Salesianas, todos los agentes educativos y toda persona en contacto con menores y adultos vulnerables se comprometan a garantizarles un espacio seguro, un trato digno y un ambiente positivo de crecimiento personal integral.

Protocolo de actuación en colegios ante situaciones de maltrato infantil

Este documento pretende servir de guía para que los centros educativos salesianos puedan atender a los alumnos que sufren, dentro o fuera del ámbito escolar, maltrato infantil: detección de casos y comunicación a la dirección, atención médica, notificación a organismos, seguimiento… También se incluye, en la parte final del documento, algunas indicaciones más precisas, sobre cómo proceder en situaciones que pudieran darse de casos de abuso hacia los menores por parte de adultos miembros de la comunidad educativa.

Descargar el protocolo ante situaciones de maltrato infantil

Protocolo de actuación ante situaciones de acoso escolar

Este protocolo de actuación sirve de guía para que los centros salesianos puedan responder a situaciones de acoso escolar: recogida de información, análisis, adopción de medidas, seguimiento… Cada colegio adaptará este protocolo a la legislación vigente de su Comunidad Autónoma en materia de convivencia escolar y a sus estructuras organizativas, respetando las indicaciones generales que se hacen para el conjunto de colegios.

Descargar el protocolo ante situaciones de acoso escolar

Procesos de justicia restaurativa

La Inspectoría Salesiana “Santiago el Mayor” ofrece atención a sus víctimas de abusos ofreciéndoles procesos de sanación personal por medio de un grupo de profesionales en Justicia Restaurativa.  Dichos profesionales son externos e independientes a la Inspectoría Salesiana. Somos conscientes de que la voz de las víctimas en la mayoría de las veces no ha sido escuchada ni atendida adecuadamente, y que la herida causada permanece abierta. Estos procesos, complementarios del recorrido de la justicia penal o canónica que tengan los hechos, están siendo útiles para satisfacer necesidades en las personas dañadas por estas graves conductas.

Los encuentros restaurativos son procesos de comunicación ética. Buscan potenciar el valor de la paz. Descansan sobre la responsabilidad, la autonomía, la honestidad y la alteridad. Tienen como instrumento la palabra y la escucha; en definitiva, el diálogo. Los encuentros son dirigidos por una persona imparcial: un facilitador o mediador, y requieren la firma del consentimiento de todas las partes participantes en el proceso.

Los profesionales con los que trabajamos han detectado, en los casos que llevan, que la mayoría de las víctimas necesitan restablecer su salud psíquica o emocional desanudando el vínculo que les une con el agresor y que se construyó con la agresión misma. Necesitan ser reconocidos en el daño sufrido, creer en su versión, tanto por parte del agresor como de la institución a la que pertenece o pertenecía. Necesitan narrar las consecuencias que aquel comportamiento ha tenido en su vida, y recibir garantías de que no se volverán a repetir hechos similares con otras personas.

Los procesos de justicia restaurativa suelen durar entre 14 y 20 meses. Se desarrollan mediante numerosos encuentros: con la víctima, y en paralelo con el victimario; con las personas que pudieron ser testigos de los hechos para resignificar la relación dañada con personas y lugares, con la propia Institución. Y si el camino por ambas partes lo permite, entre víctima y victimario.

FINALIDAD Y PROCEDIMIENTO

 DEL CANAL DE DENUNCIA

Desde una mirada amplia y abierta a la realidad de la vida cotidiana de una Casa Salesiana, entendemos por Canal de Denuncia el conjunto de medios utilizados para la comunicación directa de cualquier incidente o situación que vaya en contra de la promoción de los valores éticos y la protección de los menores y adultos vulnerables, según lo establecido en el Código de Conducta de la Inspectoría Salesiana “Santiago El Mayor” o en cualquiera de los documentos que, a tal fin, están reconocidos en cada una de las entidades que forman parte de la misión educativa salesiana y que tienen su sede en dicha Casa.

 

En concreto, y tal y como se recoge en el punto 3.5. del Código de Conducta, el Canal de Denuncia sirve para comunicar las conductas que puedan implicar la comisión de alguna irregularidad o de algún acto contrario a la legalidad o a las normas de actuación de este código, o para consultar dudas que pudieran surgir sobre su interpretación.

CANAL DE LA DENUNCIA

  • Mediante conversación verbal y privada con la Dirección de la Casa o las personas responsables de las entidades que forman parte de la misión educativa salesiana y que en tienen su sede en dicha Casa.
  • Un canal físico (buzón) a la entrada del Colegio
  • Mediante comunicación escrita a una dirección de correo electrónico institucional. 

escucha@salesianos.es, atencionalmenor@mauxsalamanca.es darán acceso a un formulario para recoger la información que, desde la Comisión se estime necesaria para formular la denuncia de cualquier hecho de los que citan en el punto 3.5. del Código de Conducta.

CONTACTA CON NOSOTROS